Tu experto en salud y belleza | scogatt.eu

Solo tú eres el responsable de tu bienestar. Aunque estoy aquí para ayudarlo con eso, en mi blog, encontrará consejos de expertos y toda la información sobre belleza, enfermedades comunes, problemas de salud, etc.

La fase de crucero de la dieta Dukan

La fase de crucero de la dieta Dukan


 Fase de crucero dieta Dukan

Una vez finalizada la fase de ataque y superado el primer escalón de la dieta Dukan es momento de entrar en la fase de crucero, esta es fase más larga, importante y estratégica, ya que es la que te llevará a que logres tu peso ideal que es el objetivo de esta dieta, además, de que luego de alcanzado puedas conservarlo. La fase de crucero de la dieta Dukan consiste en alternar periodos de proteínas más dietas y proteínas puras, la lectura de este artículo te ayudará a entender y darte cuenta del objetivo e importancia de esta fase, pero no debes perder de vista la importancia de todas las fases de la Dieta Dukan.

Algo muy importante es que todos los alimentos permitidos en la fase anterior (fase de ataque), están totalmente permitidos en ésta, en las mismas cantidades, horarios y mezcla y evita caer en la tentación de sólo consumir verduras, se debe consumir proteínas también junto a las verduras, en esta fase haremos lo mismo que en la primera pero agregando ya verduras a la dieta.

El ritmo en el que se van a alternar ambas dietas, es personal, debe elegirlo la persona que sigue la dieta, según sus gustos y su capacidad de llevar adelante una dieta, esto es muy importante para no caer en el aburrimiento pues no olvidemos que este período se llevará adelante hasta alcanzar el peso ideal, lo que puede tomar varias semanas, sobre todo en casos de mucho sobrepeso. Aproximadamente, se calcula una semana por kilo de sobrepeso, por esto, si se desea bajar 20 kilos, la fase llevará un tiempo de alrededor de 4 meses, teniendo en cuenta lo que se ha rebajado en la fase inicial. Lo recomendado es que la alternancia sea de 1/1, es decir, un día de proteínas + verduras, seguido por un día de proteínas puras es.wikipedia.org.

Las verduras permitidas son:

tomates, pepinos, rábanos, espinacas, espárragos, puerros, judías verdes, coles, setas, apio, hinojo, todas las lechugas, envidias, acelgas, berenjenas, calabacines, pimientos, zanahorias y remolachas.

Estas verduras y hortalizas se pueden consumir crudas o cocidas, no hay restricciones en cuanto a las cantidades, horarios y a la forma de mezclarlas entre sí. En el caso de que las consumas en ensaladas, de manera cruda, debes tener en cuenta no utilizar salsas hechas con cualquier aceite de mesa. Lo más recomendable, es el aceite de parafina, además de que ayuda en los casos de tránsito lento. Si prefieres las verduras cocidas, hiérvelas o lo que es mejor, cuécelas al vapor y conservaran todas sus vitaminas, pero lo que combina todas las ventajas es la cocción en papillote, sobre todo para acompañar pescados es.wikipedia.org. En este punto, también es importante combinar todas las variantes, para evitar comer la verdura de la misma manera y por el contrario, disfrutarla.

Algo a tener en cuenta en esta fase de crucero, es que, debido a la expulsión de agua estancada en el organismo, puede que en algún momento dejes de bajar de peso e incluso, subas ligeramente, esto no debe desmoralizarte ni mucho menos, es totalmente normal, llega un momento en que el cuerpo ya no tiene líquidos retenidos y por eso parece que la pérdida de peso de para o estanca , no te preocupes pues como te comentamos es normal y el peso volverá a bajar , y ya lo que bajará será lo que realmente nos interesa, la grasa.

Otra posibilidad es bajar de peso de manera escalonada, es decir, disminución con las proteínas puras y estancamiento con la integración de las verduras, a no preocuparse, pronto, la báscula volverá a señalar pérdida de peso.

La actividad física sigue siendo recomendada por no decir obligatoria, sobre todo andar por lo menos unos 30 minutos al día, en el caso de que estés pasando por un momento de estancamiento, como el mencionado en el párrafo anterior sería bueno realizar 60 minutos diários de caminata por un total de 4 días, con esto, lograrás continuar con el descenso de peso y romper con el estancamiento.

Tanto en la fase de ataque de la dieta Dukan como en la fase de crucero deben consumirse las dos cucharadas soperas de salvado de avena, por día, se puede preparar de la siguiente manera: a 1.5 cucharadas de salvado de avena añadirle 1.5 cucharada de yogur o requesón y una clara de huevo, también puede ser un huevo entero siempre y cuando no tenga problemas de colesterol. Endulce o sale a gusto, mezcle los ingredientes y vierta todo en una sartén untada con 2 gotítas de aceite, cueza de  2 a 3 minutos de cada lado y listo. Esta simple torta de salvado de avena reduce el apetito saciando rápidamente, lo que ayuda a acatar mejor el régimen y esto consecuentemente, produce una gran disminución de la frustración, lo que asegura el continuar con la dieta.

Este es un período muy importante, pero las fases siguientes también lo son, no cometas el error de abandonar aquí la dieta porque ya has alcanzado tu peso ideal.  El siguiente paso,  la fase de consolidación, te asegura que no tengas el tan temido efecto rebote y todos esos kilos que lograste quitarte de encima vuelvan a tu cuerpo en muy poco tiempo y eches a perder todo el sacrificio realizado. Sigues siendo una persona propensa a la acumulación de grasas, por varios motivos, como las malas costumbres en lo referido a la alimentación o genéticos. No importa la causa, el resultado es el mismo: sobrepeso, por eso todas las fases de esta dieta son importantes y deben completarse para alcanzar el peso deseado y luego mantenerlo. Es la única manera en que ese sobrepeso tan molesto no vuelva a aparecer en nuestras vidas.

Rate this post