Tu experto en salud y belleza | scogatt.eu

Solo tú eres el responsable de tu bienestar. Aunque estoy aquí para ayudarlo con eso, en mi blog, encontrará consejos de expertos y toda la información sobre belleza, enfermedades comunes, problemas de salud, etc.

Tratamiento capilar post-parto

Tratamiento capilar post-parto


¿Por qué se pierde pelo al tener un hijo?

En el embarazo, el nivel de estrógenos aumenta, y esto se traduce en un pelo más brillante y fuerte, que prácticamente no cae. Esto, junto con la piel lisa y con color a causa del aumento de peso y de las hormonas, es uno de los motivos por los que a las embarazadas se las suele encontrar más guapas.

Durante nueve meses nos acostumbramos a esta melena poblada y llena de vida, pero a las pocas semanas de producirse el parto, más de la mitad de las mujeres empiezan a notar una caída del cabello que consideran anormal.

Para ello, lo mejor, es realizarse un tratamiento postparto.

Debido a que los estrógenos vuelven a su nivel habitual, el ciclo del pelo también lo hace, y todo el que no había caído durante el embarazo, cae de golpe. A la mayoría mujeres le sucede durante un periodo de tiempo que puede ir de las dos semanas a los dos meses. Pero otras, con el desajuste hormonal, notan que no vuelven a recuperar el aspecto que antes tenían.

La solución, estimular los folículos pilosos

Con la revolución hormonal que supone un embarazo, a veces los folículos pilosos se resienten, porque no les llega la irrigación necesaria. Es decir, no reciben todos los nutrientes que necesitan, y el pelo se debilita, como nos pasaría a nosotros si estuviéramos mal alimentados.

Es necesario estimular los folículos pilosos para conseguir que vuelvan a trabajar como antes, produciendo pelos fuertes, sanos y brillantes.

En qué consiste el tratamiento

La base es conseguir que se reactive la circulación sanguínea, porque es ésta la que alimenta al folículo, y por lo tanto al cabello. Si llega suficiente sangre, también llegarán los nutrientes necesarios para volver a lucir la cabellera que tanto echamos de menos.

También hay que tener en cuenta que un exceso de grasa o caspa pueden estar debilitando el pelo, por lo que no se descuida la limpieza en profundidad del cuero cabelludo, a la vez que se trata el interior.

Si es necesario reducir la secreción de sudor para evitar suciedad y grasa, se tiene en cuenta también. De esta forma, tanto el cuero cabelludo como los folículos pilosos estarán en condiciones óptimas cuando reciban de nuevo su tan necesario aporte de nutrientes, que nos devolverá el pelo que teníamos… o quizá incluso lo mejorará!

Rate this post